Apelar a las emociones como estrategia de marketing

Apelar a las emociones como estrategia de marketing

En el Marketing, una de las estrategias más pensada y utilizada por una empresa es explotar las relaciones con el cliente, buscando la manera de conectarse emocionalmente con ellos. Esto se conoce como Marketing Emocional y lo que intenta conseguir es, a la hora de vender un producto, llegar al cliente, a sus valores y emociones, “tocarle la fibra” que se dice de forma coloquial. Intentar llegar a los sentimientos de tus clientes, hacer que sonrían o hacer que se les escape una lagrimita, puede convertirse en una poderosa arma de Marketing al lograr que te vean como un amigo, más cercano, que se identifica con sus mismos valores.

Crear marca con el marketing de emociones

En nuestra estrategia comercial ya no se trata solo de vender producto ni de cuantas veces nos compran, se trata de crear un vínculo especial con nuestros clientes, resistente y duradero. Este tipo de Marketing nos ayuda a conquistarlos para luego eso sí, venderles nuestros productos. Pero primero debemos crear ese vínculo, ganándonos sus sentimientos y reforzando la relación marca-cliente. Sin consigues hacerlo bien, puedes crear una unión para toda la vida. Hay gente que incluso lleva tatuajes con los logos de sus marcas favoritas.

Apelar a las emociones como estrategia de marketing

¿Es útil este tipo de marketing?

Este tipo de Marketing puede resultarnos de gran utilidad y reportarnos beneficios a corto y largo plazo. Imagina un cliente que ve un anuncio tuyo, queda prendado de tu marca y desde entonces solo te compra a ti, critica a tu competencia, tiene tu logo en sus redes sociales y no deja de etiquetarte en sus fotos y comentarios, siempre positivos. Además resulta que esta persona, es Influencer, tiene miles de seguidores, escribe en un blog donde te menciona positivamente cada dos por tres. El resultado puede ser muy bueno para nosotros, es más… ¡puede llegar a ser espectacular!

El marketing del futuro

Muchas empresas creen ya apelar a las emociones de los usuarios será el futuro del Marketing, y sus objetivos se centran en conseguir llegar a sus corazones. Incluso tienen gente en plantilla estudiando el comportamiento de los usuarios, lo que se conoce como Neuro-Marketing, cada vez más de moda. Y no solo hablamos de publicidad, sino además de las redes sociales, la experiencia de compra del cliente, ya sea en vuestras tiendas físicas o tiendas online, y mucho más. Piensa que cuando el cliente comparta tus valores, le dará igual si eres más cara, si tu tienda está más lejos que la de la competencia o cualquier ejemplo similar. Irá a comprarte a ti, y las empresas lo saben y por eso quieren explotarlo al máximo en el futuro.

Ejemplos del marketing emocional

Harley Davidson

Tipos duros, motoristas, tatuajes…Una de las marcas favoritas de mucha gente, y que trabaja muy bien el Marketing emocional es Harley Davidson. Estos seguidores se mueren por ella, porque no es sólo una motocicleta. Es un estilo de vida donde la mayoría, hombres de mediana edad vestidos con traje y de clase media alta, pretenden aparentar que están fuera de la ley. Harley Davidson es un claro ejemplo de cómo explotar este tipo de Marketing, ofreciendo a todos sus clientes esa sensación de libertad que buscan, sacando su alma rebelde a pasear.

Coca-cola

Coca-Cola es una de las empresas que más tiempo lleva explotando este tipo de Marketing. Casi todos sus anuncios buscan llegar al corazón del cliente, cautivarlos. Felicidad sobre todo pero también diversión, alegría o diversidad son algunos de los atributos de los que hace gala y son los valores que sus clientes comparten con ellos. Sus “slogans” más famosos entre muchos otros son:

  • La chispa de la vida
  • Sensación de vivir
  • Desde 1886 repartiendo felicidad
  • Siempre Coca-Cola

Todos estos “slogans” son conocidos por todo el mundo. Un gran ejemplo de cómo trabajar este tipo de Marketing, sin duda alguna.

El Corte Inglés

Uno de los supermercados más caros del país pero siempre está lleno de clientes, además no se casa con ninguna marca, el ofrece que pongas tu stand, y luego tú te preocupas de qué producto poner y que no te roben después. Obliga a los proveedores a firmar una declaración de principios que respeten sus valores comerciales. Y, gracias a sus valores éticos, (está adherido al Programa de Naciones Unidas, realiza donaciones a diversas organizaciones como UNICEF por ejemplo y se preocupa por el medioambiente), ha conseguido llegar al corazón de la gente.

¿Qué os parece este tipo de Marketing? ¿Lo utilizaréis en vuestras empresas? ¿Creéis que tiene tanto futuro como muchas empresas creen? Si lanzáis alguna campaña de este tipo, donde busquéis llegar a los sentimientos de vuestros clientes, enseñadnos vuestros logros, amigos apasionados del marketing. Estaremos encantados de escucharos. ¡Hasta pronto!

Curso relacionado: Curso Superior de Marketing Online