27850

Técnicas de comunicación empresarial que utilizan los grandes

Técnicas de comunicación empresarial que utilizan los grandes

Lo que no se comunica… no existe. Parece que esta frase está más de moda que nunca y  para que nuestras organizaciones alcancen la excelencia, no sólo deben prestar servicios o vender productos de la más alta calidad sino que, además, deben tener la comunicación integrada en su core business como algo imprescindible y que les va a posicionar en positivo en el mercado. ¡Especialízate con un curso de gestión empresarial!

Tipos de comunicación empresarial

La comunicación, como mera acción de transmitir información, puede ser tanto interna como externa. No debemos descuidar ninguna de ellas.

  • La comunicación interna, bien sea formal, informal, horizontal, vertical, etc, juega un papel fundamental en la eficiencia de la organización. Podríamos decir que es el antioxidante de las corporaciones, que permite que los engranajes no se atasquen. Las mejores empresas apuestan por una comunicación interna bidireccional, eficaz, que fomente la escucha activa y el feedback continuo. De hecho, entre otros beneficios, podríamos destacar los siguientes:
    • Permite dar a conocer a la plantilla la misión, visión y objetivos estratégicos de la empresa.
    • Refuerza la motivación y el compromiso de los trabajadores/as.
    • Fomenta la cultura corporativa, el espíritu del trabajo en equipo y, por supuesto, contribuye decisoriamente a tener un buen clima laboral.
    • Impulsa el aprendizaje y la gestión del conocimiento en la organización.
  • La comunicación externa también es un aspecto clave para la empresa. No sólo nos ayuda a vender o a promocionar nuestros productos y servicios sino que posiciona a la organización, la diferencia de la competencia, refuerza su identidad y su imagen corporativas y, actualmente, se torna imprescindible para interactuar con nuestra clientela. Conocer las necesidades de la misma, es necesario para rediseñar de manera continua nuestros productos y servicios.

Las empresas más grandes y más potentes, saben que para acertar con su estrategia corporativa es básico que acierten con su comunicación externa. Su credibilidad está en juego.

Tanto para la comunicación interna como externa, ya no nos sirven las viejas recetas del siglo XX. Con la irrupción del mundo 2.0, es absolutamente imprescindible que esta comunicación (interna o externa) sea empática, asertiva y de escucha activa continua.

Internet nos acerca al consumidor/a y esto es una ventaja. Esto nos ofrece más proximidad y más posibilidades de convertirte en cliente real si sólo eres potencial. Pero más proximidad también significa más accesibilidad a la información y más posibilidad de interacción (tanto ante situaciones positivas como negativas). Internet nos acerca también al trabajador/a. Además, también al resto de interlocutores de la empresa: accionistas, proveedores, sociedad, etc. Este acortamiento de distancias supone un gran reto.

Técnicas de comunicación empresarial

Para potenciar estos aspectos, las empresas más punteras echan mano de una gama de opciones comunicacionales. Entre las técnicas más novedosas están:

youtube

  • Comunicar con videos. Una imagen vale más que mil palabras. Tener un canal de Youtube puede ser una muy buena opción. La viralidad de las imágenes son una potente herramienta comunicacional.
  • Web 2.0. Imprescindible usar toda la gama de posibilidades pero, a la vez es necesario que las plantillas tengan formación al respecto y tener decálogos de uso 2.0. Los blogs y las redes sociales pueden ser dos instrumentos tan importantes como en su día lo fueron (y en menor medida lo continúan siendo) la publicidad televisiva o en otros soportes más tradicionales.
  • El móvil. Ya no nos vale con tener una web sino que esta comunicación en la red debe adaptarse a otros formatos más portátiles como tablets y móviles. ¡Bienvenidos al Mobile Business!
  • Apps de comunicación tanto interna como externa.
  • La introducción de técnicas de storytelling. El storytelling que no es más que comunicar contando historias. Ya no basta sólo con informar o comunicar. El reto es apelar a la emoción más que a la razón con los públicos (internos y externos). Sustituir exposiciones objetivas de datos y argumentos fríos por un relato, una historia que motiva y que además mejora la retención del mensaje.
  • El uso de infografías. Es la mezcla de imágenes con texto que redunda el atractivo de la comunicación visual y entronca con la cultura visual tan arraigada de nuestros días. Decir más, con menos palabras (pero usándolas), con fotos, dibujos o imágenes y, al igual que con la técnica anterior, captando mejor la atención del interlocutor.

Conviene no olvidar que la mejor estrategia es la que cubre mejor las necesidades de nuestro público objetivo. Por lo tanto, si vendemos a un público más senior o menos adiestrado en nuevas técnicas, es posible que tengamos que recurrir a estrategias comunicativas más tradicionales, como anuncios en televisión, radio o prensa entre otros. Debe integrarse y alinearse con la estrategia empresarial, de manera que comuniquemos de forma coherente con nuestros objetivos, nuestra cultura y, en definitiva, nuestros valores.

¿Qué técnicas de comunicación empresarial que hayas visto últimamente te han sorprendido más? ¿Qué empresas crees que oyen y cuáles escuchan de manera activa?

Licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universitat Pompeu Fabra. Posgrado en Fiscalidad y Tributación. Dedicada al mundo de la asesoría externa, asesorando los emprendedores.