El verano de las marcas: las campañas de verano

El verano de las marcas: las campañas de verano

Hay ciertas épocas del año que marcan la publicidad y las campañas de marketing. Una de ellas es sin duda la Navidad, época en la que estamos predispuestos a consumir y a tener exposición a los mensajes publicitarios de las compañías. Incluso hay ciertos momentos o ciertos anuncios que se esperan con emoción o incluso curiosidad por ver qué empresa copará el último espacio publicitario del año. Y está claro que otro momento señalado del año es el verano y por extensión las vacaciones.

 campañas de verano

Las marcas son conscientes y siguen a sus clientes para poder hacerles llegar sus mensajes publicitarios mediante sus campañas de verano, para captar su máxima atención en sus vacaciones, momentos de ocio, actividades al aire libre, etc. Asimismo, se potencian los productos y servicios que son especialmente fuertes debido a la estacionalidad. Estos se relacionan con los conceptos de diversión, descanso, ocio, familia y amigos, desconexión, etc. Es por ello que hay ciertas industrias y sectores que toman una especial relevancia debido a esta época veraniega. Algunos ejemplos son el sector del transporte, hotelería, gastronomía y bebidas, ocio, moda veraniega y protectores solares.

Algunos ejemplos de campañas de verano

Sin duda, una de las campañas que marca el inicio del verano es la campaña publicitaria de Estrella Damm. Aquí os compartimos el enlace del anuncio de este año:

Este es de los mejores ejemplos de campañas de verano ya que alrededor de esta campaña gira también el hecho de que la banda sonora del anuncio prácticamente se convierte en canción del verano y que  se realizan acciones de patrocinio y relaciones públicas que consiguen llegar al público objetivo. Por ejemplo, la cerveza Inedit de la misma compañía se sirve como bebida maridaje de menús degustación de restaurantes seleccionados acompañándolos de música en vivo.

Otro producto estrella del verano son las cremas solares que no solo nos protegen la piel bajo el sol sino que es un símbolo inequívoco de que estamos de vacaciones disfrutando de la playa o del ocio al aire libre. Estos anuncios no evocan historias cercanas ya que tienen un componente aspiracional:

E incluso hay productos que se lanzan de forma específica relacionados con el verano, apelando a la felicidad, a la continuidad de las vacaciones, a la mejora de la situación económica, a la consecución de deseos como el sorteo especial de la ONCE:

Está claro pues que el verano también está presente en las marcas y mientras que algunas de van de vacaciones y están menos presentes que nunca, hay otras que cogen una especial fuerza para transmitir al consumidor, a través de sus campañas de verano, estos mensajes tan propios del veranos relacionados con la juventud, los buenos momentos, la alegría, las ganas de experimentar, etc.