¿Cómo gestionar las horas extra en una empresa?
08/08/2017

¿Cómo gestionar las horas extra en una empresa?

Recursos Humanos

Todo el mundo sabe lo que son las horas extra en un trabajo, pero hoy veremos algunos detalles más para saber qué dice la normativa sobre ellas y cómo gestionarlas.

¿Qué son las horas extra?

Se consideran horas extraordinarias cada una de las horas de trabajo que se realizan además de la duración máxima de la jornada normal.

Algunas características que tienen:

  • Su prestación es voluntaria, salvo pacto individual o colectivo, de manera general.
  • Se prohíbe su realización durante el período nocturno, salvo en los supuestos previstos por la normativa o cuando resulte necesario para prevenir y reparar siniestros u otros daños extraordinarios y urgentes. En estos casos deberán abonarse.
  • También se prohíbe su realización a los menores de 18 años, salvo casos excepcionales.

En algunas situaciones, como ya veíamos en un punto anterior, las horas extra son obligatorias y no se computan para el límite máximo anual de horas extraordinarias que veremos más adelante. Estas situaciones son las que se deriven de situaciones donde exista la necesidad de prevenir o reparar siniestros u otros daños extraordinarios y urgentes, como el riesgo de pérdidas de materias primas en un incendio o inundación, etc. En estos casos, si el trabajador se niega a realizarse puede ser sancionado. Este concepto de “fuerza mayor” se ha definido por la jurisprudencia como “un acontecimiento externo al círculo de la empresa y del todo independiente de la voluntad del empresario que, a su vez, sea imprevisible o que previsto, sea inevitable”. Así, las horas extra nacen de estos acontecimientos y nunca de la prestación ordinaria del servicio. Van ligadas a una situación excepcional que motiva un trabajo de manera urgente e inaplazable. Sobre este aspecto, hay que tener en cuenta que trabajos de reparaciones y mantenimiento de maquinaria, embarcaciones u otros instrumentos de trabajo no se consideran situaciones de fuerza mayor a efectos de las horas extra.

Cómo gestionar las horas extra

Cualquier organización tiene en las horas extra una herramienta para superar picos de producción, ligeras estacionalidades o cualquier situación que exija de más horas de recursos humanos. Para gestionar correctamente las horas extra debemos de tener en cuenta que:

  • Salvo para las situaciones de emergencia comentadas anteriormente, el número máximo de horas extras al año es de 80. Si la jornada del trabajador es parcial, el número de horas será el proporcional a su jornada. Por ejemplo, si está a media jornada, el cómputo anual máximo será de 40 horas. Por lo tanto, la organización tiene que valorar muy bien si hay que hacer horas extra por una punta de trabajo concreta o si es una estacionalidad amplia, en cuyo caso quizá sea mejor aumentar la plantilla.
  • La empresa debe llevar un recuento fiable de la jornada de los trabajadores, con algún tipo de sistema de fichaje o similar. El registro diario de la jornada es el mecanismo imprescindible que la inspección de trabajo exige para valorar casos de horas extraordinarias. Actualmente, hay muchísimos sistemas muy adaptados a las nuevas tecnologías: desde la antigua máquina de fichar con reloj a sistemas con huella dactilar, fichajes remotos, etc.
  • Se tendrán que abonar económicamente o se compensarán con descanso por pacto individual o colectivo. Cuando se paguen la cuantía no será jamás inferior a la de la hora ordinaria. En este caso, además, deberán salir reflejadas en la nómina, y lo más habitual es que sean de mayor importe que las horas ordinarias. En algunos convenios colectivos incluso se pagan el doble que las horas de la jornada normal. Si se compensan, tampoco nunca por debajo del tiempo equivalente al trabajado de manera extra. Salvo que se haya pactado otra cosa, esta compensación de tiempo debe realizarse en los cuatro meses siguientes a su realización. Sea cual sea la opción, hay que recurrir al convenio colectivo del sector.

 

Su cotización a la Seguridad Social será como sigue a continuación:

Horas extraordinarias

Empresario

Trabajador

Total

Fuerza mayor

12 %

2%

14 %

No fuerza mayor

23,6 %

4,70 %

28,3 %

 

Como se ve, las horas extras por fuerza mayor tienen una cotización reducida respecto el resto de horas extras, justamente para desincentivar las horas extras más normales frente a las sobrevenidas por causas excepcionales.

No es un tema baladí el de las horas extra. Actualmente hay varios conflictos laborales por jornadas más largas de las legales. En el caso de los auxiliares del aeropuerto de Barcelona, que se encargan de escáneres y arcos de seguridad, sus reivindicaciones (sin entrar en su consideración) van en la línea de hacer horas extras sin control y de no descansar lo convenido. En definitiva, de jornadas muy amplias que se amplían aún más porque la empresa no sustituye las bajas laborales u otro tipo de absentismo laboral.

Para dominar el tema de las horas extra, nada mejor que formarte en recursos humanos. ¿Te animas?

Comparte en:

Licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universitat Pompeu Fabra. Posgrado en Fiscalidad y Tributación. Dedicada al mundo de la asesoría externa, asesorando los emprendedores.

Causas para la extinción de un contrato de trabajo
08/04/2020

Causas para la extinción de un contrato de trabajo

Qué es la extinción del contrato de trabajo, cuándo puede producirse y sus consecuencias son aspectos que abordaremos en el post de hoy. Un tema que a todos nos int...

Rescisión del contrato laboral: ¿Qué hacer en estos casos?
07/04/2020

Rescisión del contrato laboral: ¿Qué hacer en estos casos?

En el post de hoy vamos a hablar sobre qué deben hacer la empresa y el trabajador en caso de rescisión del contrato laboral que regía el acuerdo entre las partes. ...

Consejos para potenciar la inteligencia emocional en el trabajo
30/03/2020
Susana Chamorro

Consejos para potenciar la inteligencia emocional en el trabajo

Cada día se le da más importancia a contratar trabajadores que destaquen por su inteligencia emocional. Hoy veremos cómo impulsarla en el entorno laboral.