Claves del proceso de selección de personal

Claves del proceso de selección de personal

El proceso de selección de personal es un elemento clave para el departamento de recursos humanos de cualquier organización que esté interesada en convertir a su factor humano en una ventaja competitiva. Hoy veremos algunas claves para que este proceso de selección de personal sea eficiente.

Funciones del departamento de recursos humanos

El proceso de selección de personal es una pieza central en las tareas de los departamentos de recursos humanos de las empresas. De este proceso depende que tengamos los empleados más acordes con nuestros puestos vacantes. No obstante, y aunque hoy no nos pararemos a desgranar detalladamente el resto de funciones, sí que es conveniente tenerlas presentes. Así, en cualquier departamento de recursos humanos que funcione correctamente hay, al menos, los siguientes procesos:

  • Planificación y organización.
  • Descripción y valoración de puestos de trabajo.
  • Reclutamiento y selección de personal. Atraer personal y elegir los mejores perfiles.
  • Planes de carrera y promoción profesional.
  • Formación y capacitación.
  • Evaluación del desempeño.
  • Clima laboral.
  • Relaciones laborales, con los interlocutores de los trabajadores.
  • Administración de personal (confección de nóminas, liquidación del IRPF, etc.).
  • Prevención de riesgos laborales.

 

Claves del proceso de selección de personal

¿Cómo realizar el proceso de selección de personal eficiente?

A continuación vamos a tratar diez aspectos que pueden hacer mejorar nuestros procesos de selección.

  1. Antes de seleccionar hemos de tener claro qué tipo de personal necesitaremos a corto, medio y largo plazo. Así, la selección de personal se nutre de los procesos de planificación y de los inventarios de recursos humanos de la empresa. Saber qué necesitamos para la campaña de Navidad es urgente, pero saber qué perfiles de mandos directivos serán necesarios para nuestra expansión internacional a dos años vista, también.
  2. No hay selección sin reclutamiento. Para que podamos seleccionar al mejor candidato para nuestro puesto de trabajo hemos de haber sido capaces de atraer candidatos competentes, bien sea de manera interna (candidatos que ya forman parte de la plantilla de la empresa) o externa.
  3. Si queremos atraer candidatos potentes, la empresa tiene que ser percibida como un lugar óptimo para trabajar. Para ello, trabajar nuestra imagen de marca como empresa y que los empleados o los potenciales candidatos perciban la excelencia de nuestra cultura empresarial y de nuestras políticas y procesos de RRHH, son fundamentales. Desde hace unos años, periódicamente se publican listas con las mejores corporaciones para trabajar. Estos listados, en algunos casos, se han convertido en referencia para muchos trabajadores. 
  4. La selección de personal es la elección de las personas que han de ocupar los puestos vacantes en la empresa. Por ello, debe realizarse de manera rigurosa y objetiva, analizando todo lo que requiere la vacante y todo lo que nos ofrecen los candidatos. Así las cosas, las pruebas de selección de personal han de ir orientadas a conocer al candidato, a profundizar en sus competencias (bien sea en sus conocimientos, en sus habilidades e incluso en sus actitudes) y también a evaluar su grado de adaptación a nuestra cultura corporativa, así como sus posibles intereses y aspiraciones.
  5. Del punto anterior, se desprende la importancia de concretar las pruebas óptimas para cada proceso de selección. Además de la valoración del currículum vitae, suelen utilizarse: tests psicotécnicos, de los que podéis aprender algo más consultando el siguiente post, otros exámenes de conocimientos y aptitudes, dinámicas de grupo, pruebas de simulación y, el sistema más utilizado, la entrevista de selección.
  6. Mantén siempre en marcha tus procesos de captación de candidatos. La idea no es activarlos cuando hay vacantes, sino ir haciendo prospección de buenos perfiles de manera continua. No busques sólo por las vías tradicionales, abre el espectro y estate atento a otros foros, como el que veremos a continuación.
  7. Las redes sociales son unas excelentes aliadas para cualquier proceso de selección. Son una fuente magnífica de candidatos, donde, además de poder interactuar con ellos, podrás conocer cómo son a través de sus dinámicas 2. 0. Así, como empresa, es imprescindible que estemos en Linkedin y que, además, también podamos interactuar a través de otras redes como Twitter o Facebook.
  8. No realices procesos de selección muy largos. Tampoco contrates de manera precipitada. Equilibra la reflexión con la acción, siempre es una buena fórmula.
  9. Si no tienes capacidad para realizar el proceso de selección de personal de manera solvente, contrátalo fuera. Muchas empresas son especialistas en reclutar y selecciona personal.
  10. Y, por último, ten en cuenta que la selección de personal ha de ser un proceso coherente y alineado con los objetivos estratégicos de la empresa. Es imprescindible que transmitas la imagen de la corporación en el proceso y que puedas construir marca también a través de esta función de recursos humanos.

Claves del proceso de selección de personal

¿Conoces algún proceso de selección diferente, pintoresco o que se salga de la norma que podrías compartir con nosotros?

Cursos relacionados: Curso Superior de Contratación Laboral y Nóminas y Curso Superior de Recursos Humanos 2.0